Fecha de caducidad producto cosmético
La Rosácea

¿Cómo saber la fecha de caducidad de un producto cosmético?

La cosmética y el maquillaje tienen fecha de caducidad. Si bien es cierto que hay ciertos productos que nos pueden durar una barbaridad, hay otros con ciertos activos que es importante que hagamos caso a la fecha de caducidad del cosmético, el PAO. Tener en cuenta la fecha de caducidad de un producto cosmético es incluso imperativo en rosácea. Utilizar un producto en mal estado puede hacer rebrotar o irritar más la rosácea.

El PAO (period after opening en inglés, tiempo después de abierto en castellano) es el tiempo que un producto puede ser utilizado de forma segura tras haberlo abierto, que no comprado. Cada marca incluye el suyo en cada uno de sus cosméticos.

¿Como encontramos el PAO en los cosméticos?

Normalmente en la parte de atrás de los productos encontramos un dibujo de un tarro pequeño, que indica el número de meses que puede estar abierto. Llevar la cuenta o escribir en el producto la fecha de apertura nos puede ayudar a llevar la cuenta.
En Europa, la ley indica que si un producto cosmético dura más de 30 meses no tiene que informar de la fecha de caducidad en la etiqueta. Pero el PAO es obligatorio incluirlo.
Encontraremos PAO en geles de ducha, champús, mascarillas para el pelo, cremas hidratantes, limpiadores, tónicos, mascarillas, bases de maquillaje, correctores, eyeliners, máscara de pestañas, etc.

Caducidad de un producto cosmético
Aquí se puede ver el PAO de 18 meses.

¿Cómo saber si un producto ya no funciona correctamente?

Para poder aprovechar el producto al máximo, a parte del PAO, siempre es recomendable estar atento a varias características del producto, como su olor, su color o la textura que pueden indicar la vida útil del producto. Esto nos puede indicar que el cosmético ha cambiado, y en consecuencia, podría producirnos un brote, dar alguna reacción o simplemente no aportarnos ningún beneficio. Suele pasar mucho con los productos que usamos en los ojos, que pueden salir orzuelos e irritaciones, así que debemos ir con cuidado.

Cosmética para pieles con rosácea

La mayoría de cremas que se utilizan en estos casos son cremas, tónicos y limpiadores para pieles sensibles. La caducidad de un producto cosmético para pieles sensibles suele inferior que otros tipos de cosméticos ya que están formulados con activos más suaves y conservantes mejor tolerados para este tipo de pieles. Esto hace que sus propiedades puedan «caducar» antes. Es por eso que este tipo de cosmética y pieles tienen que ir con mucho cuidado y hacer caso al PAO de los cosméticos, que suele ser mucho más corto.

¿Cómo hacer que los productos cosméticos nos duren más?

Para empezar, la clave es hacer caso a las indicaciones del producto y guardarlo en las estancias y condiciones adecuadas.

También es importante tener en cuenta que el packaging de un producto influirá mucho en la conservación de este. Si nos venden un producto anti-edad en un tarro abierto no tiene demasiado sentido, ya que los conservantes y la crema en sí puede oxidarse cada vez que se abra el tarro. Es por eso que siempre es mejor optar por envases cerrados.

Con la crema solar debemos tener especial cuidado, ya que los filtros solares pueden desestabilizarse de un año a otro. Es por eso que no es recomendable reutilizar la crema solar de un verano para el siguiente, pero como explico en un apartado sobre cremas solares, en rosácea, crema solar los 365 días del año.

Si usamos cosmética natural también es importante tener claros varios puntos. Los conservantes son los encargados de que un producto cosmético dure más o menos, es por eso que la cosmética natural puede tener una duración menor en términos de usabilidad. Normalmente estas compañías no usan muchos conservantes, por lo que los productos pueden verse afectados por gérmenes y bacterias mucho antes y ser malas para la piel y la salud. Debe irse con cuidado con esto y tener en cuenta siempre qué productos utilizamos. Los productos sólidos son los que normalmente nos dan mejor resultado enfrente bacterias y conservación, es por eso que la cosmética natural hace muchos productos sólidos, para que se conserven mejor sus propiedades y puedan durar más en el estante de nuestro baño.

Productos de maquillaje

También es recomendable no compartir la máscara de pestañas ni el labial ya que se pueden pasar infecciones y gérmenes. En caso del labial, siempre se puede limpiar con un pañuelo después de usarlo. La máscara de pestañas precisamente tiene muy poca vida PAO, hay algunas que solamente aconsejan dos meses. Verás que tu máscara ya no funciona si se seca o contiene grumos. Pero por otra parte, en maquillaje hay muchos productos que pese a tener fecha de caducidad nos pueden durar prácticamente toda la vida, como los polvos, coloretes o sombras de ojos en polvo.

En el caso de maquillaje, además, es sumamente importante tener a raya y controlados los productos, pero también es importantísimo tener las herramientas que usamos para maquillarnos, limpias. Así como las brochas. Tener las brochas y productos que utilizamos para maquillarnos sucios puede darnos muchos dolores de cabeza porque pueden proliferar los gérmenes y en consecuencia provocarnos irritación, nada recomendable para pieles con rosácea como las nuestras.

Mi experiencia

He tenido ciertos problemas con la caducidad de un producto cosmético, siempre por desconocimiento.

Con bases de maquillaje «algo viejas», el producto se había cuarteado y hacía mala olor. También con aceites para la piel. Tenía un aceite de rosa mosqueta que en la etiqueta ponía claramente «tener alejado del sol» pero no hice demasiado caso. ¿Resultado? Al mes tenia un color totalmente amarillento, cuando su color normalmente es un naranja muy intenso. No olía mal pero pasaron los días y no notaba los beneficios de siempre, miré le etiqueta y ponía que cuidado con la luz solar ya que podia alterar sus propiedades. Finalmente lo tuve que tirar.

También con algunos limpiadores que hacía años que estaban abiertos. Al usarlos me escocían muchísimo. Y algunas cremas que he tenido en tarro también he notado muchos cambios en su efectividad al tiempo de estar abiertas.

No soy partidaria de tirar todos los cosméticos cuando termina el PAO, pero sí tener en cuenta sus propiedades y estar alerta de sus cambios.

Pero también hay ciertos productos que sí o sí tengo en cuenta el PAO, por una parte son las cremas solares, cómo ya ha explicado anteriormente, ya que pueden ser inestables y pierden efectividad. Por otra parte, los productos de maquillaje para los ojos. Al tener rosácea, debemos tener mucho cuidado con estos productos, con un tipo de PAO bastante corto y que además nos pueden provocar conjuntivitis, etc.
Con un poco de suerte no pasará nada pero siempre es importante tenerlo en cuenta.

Mi recomendación en personas con rosácea es tener mucho cuidado con el PAO de los productos, nos puede parecer que muchas veces puede ser un reclamo de marketing pero hay productos que nos pueden provocar una irritación si hace mucho tiempo que lo tenemos abiertos.

¿Conocíais el PAO? Os ha pasado alguna experiencia desagradable con algun producto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laia Brisa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.