Información,  La Rosácea

¿Qué puedo hacer si me acaban de diagnosticar Rosácea?

Este es el post que me hubiera gustado encontrar cuando me diagnosticaron rosácea.

La rosácea afecta a 1 de cada diez españoles. Muchos de ellos sin diagnosticar. También hay muchos grados, por lo que no todos los que la padecen la sufren igual. Ni fisiológica ni psicológicamente.

Es una enfermedad crónica que puede generar mucha ansiedad y complejos. Y aunque no puede curarse, diagnosticarla y tenerla bajo control es clave.

Escribo este artículo porqué cuando tuve rosácea mi dermatólogo no tenía 2 horas para explicarme en qué consistía todo esto, y tampoco tienen todas las respuestas. Mucho lo tuve que aprender yo sola, con experiencia y búsqueda de información por mi cuenta.

Este artículo es el que me gustaría haberme encontrado en ese momento.

Lo más importante de todo es entender que la rosácea requiere de un abordaje multifactorial y necesita de disciplina. No haréis nada si sólo haceís caso a cosmética, o si solo intentáis cambiar vuestra alimentación. O si no controláis el estrés. No son las causas de vuestra rosácea pero sí factores desencadenantes que pueden crear brotes.

1. La cosmética no lo es todo pero ayuda

Tener una buena rutina cosmética es imprescindible en rosácea. Pero no la va a hacer desaparecer. No destines tanto tiempo ni recursos solamente en cosmética. Simplemente encuentra los productos que te funcionan pero recuerda que no existen milagros y que puedes tardar en ver resultados. Como todo, paciencia. Eso sí, encontrar los productos adecuados puede ser una GRAN diferencia. Con tiempo y ayuda de profesionales la encontrarás.

También contamos con la ayuda de la medicina estética como el IPL o el Kleresca. Ambas opciones pueden ayudar mucho.

2. Los antibióticos y las cremas con medicinas no son divertidas pero sí necesarias

Muchas cremas y recetas que me recetó el dermatólogo cuando empecé no las utilicé. ¿Resultado? Pasados 3/4 meses estaba peor y entonces sí que las empecé a utilizar. Recorrer a la medicina en éstos casos muchas veces me hacía enfadar. Pero al final, debemos entender que es una afección de la piel, la cual la medicina tiene respuestas. Porque es un problema serio. No debemos estar el 100% de nuestro tiempo debajo de tratamiento médico pero si tenemos un brote muy descontrolado debemos tomar conciencia. Si hubiera hecho caso al dermatólogo en su momento no lo hubiera pasado tan mal anímicamente.

3. Lo que comemos sí importa y mucho

En la rosácea, y en la vida general, lo que comemos importa y mucho. Nuestro cuerpo nos está mandando señales constantemente de lo que nos sienta bien y lo que no. Me ha ayudado mucho tener un diario de la piel con el que registro lo que como y el resultado de la piel ése día. Puede parecer algo pesado pero me da control sobre lo que me pasa. Ayuda a bajar la ansiedad cuando tengo un brote, y lo mejor, me ayuda a descifrar los factores desencadenantes de forma muy clara. Porque cuánta más información tengas de la rosácea, más fácil será de llevar.

En incontables estudios se ha demostrado el link que hay entre la rosácea y algunos problemas digestivos: celiaquía, sobrecremiento bacteriano, helycobacter phylori. La alimentación es super importante en todo, en la rosácea presta un importante significado. Son muchos los estudios que demuestran la conexión entre el intestino y la piel. Es un tema que me apasiona y estoy segurísima que encontraremos cada vez más soluciones para ello. Estudiar y tener conciencia de ello ayudará muchísimo a nuestra piel y a nuestro estado de salud general.

4.Tómate tu tiempo para aceptarlo

Hay muchos tipos de personas. Algunas se toman muy bien desde el principio tener rosácea, no les implica ningún malestar en la autoestima, se ven bien, y eso es estupendo. A otras el impacto que genera en su vida es mucho más grande. Las dos opciones son válidas. No hay una única manera de hacer las cosas.

A mi me costó mucho aceptar que tenía rosácea y que tenía una piel problemática, no me veía bien y quería ocultar mis problemas, no es que me viera mal solamente, es que me hacía sentir mal.

Si te pasa esto no te preocupes, much@s hemos estado allí. Y pasará. El impacto de la rosácea en la autoestima es real para muchos. Al ser una afección que se dispara por factores tan distintos causa mucho descontrol en las personas que lo sufren, pudiendo causar mucha ansiedad.

Es por eso que es muy importante hablar con alguien cuando pase esto, un amigo, la familia, un profesional… Puede que mucha gente no entienda por lo que estás pasando porqué no le están pasando ellos. Como mucho en la vida, vivir los acontecimientos en primera persona es lo que nos hace hacer el click. Así que no pasa nada si no te comprenden al 100%.

Deberás también entender que es una enfermedad crónica con la que deberás ir de la mano toda la vida y que no todo seran brotes. Hay momentos de paz y con la piel estupenda. Y cuando entiendas qué te despierta la rosácea, tu piel se calmará. Aceptar el problema es tener gran parte de la partida ganada a la rosácea. Pero no luches contra ella, entiéndela.

6. El maquillaje como herramienta extra

Al principio del proceso el maquillaje me funcionaba como una barrera para que la gente no viera mi piel. Era mi principal foco para la enfermedad. Ahora, es simplemente un acompañante. Tenemos la gran suerte que en el mundo en el que vivimos hay herramientas para ayudarnos a sobrellevar algunas de estas situaciones. Tenemos el maquillaje para poder disimular un poco esa rojez o para maquillarnos más los ojos, y así pasa más desapercibido.

Y no llevarlo también. Es una herramienta extra, como he comentado. A mi personalmente me encanta maquillarme pero comprendo 100% a la gente que no quiere. Debemos respetar siempre todas las opciones.

7.La rosácea no eres tu

Seguramente es el más importante. La rosácea NO TE DEFINE. Simplemente es una carta más con la que te ha tocado convivir, aveces puede hacerse algo más pesada, pero también puede ayudar a ver las cosas de otra manera.

Llegará un día que será una parte más de ti a la cuál no le prestarás mucha importancia porque la sabrás manejar.

Mucha fuerza para l@s que acabáis de llegar. Espero que encontréis información que os resulte interesante.

4 Comments

  • Alma Cruz

    Muchas gracias por existir, no sabes lo mucho que me hacía falta leer éste artículo, no tengo mucho con el diagnóstico, y siento que el tratamiento que me mandaron no funcionó en sí, pero ya veo el problema va más allá de tomar unas pastillas y curarse. Gracias ❤️

  • Cristina

    Estupendo Blog

    Laia , quería preguntarte si has probado los dos tratamientos ILP y kLERESCA que comentas Si la respuesta es si Cual te ha ido mejor? Cual recomiendas? Vives en Barcelona o Madrid? (yo nací en Barcelona pero vivo en Madrid) ,si es que si , En que centro estético lo hiciste? Muchas gracias por adelantado

    • Laia- Mi Rosácea

      Hola guapa. Pues mira justo estoy mirando de hacerme ahora el IPL, pero el KLERESCA sí lo he hecho. Tienes un artículo en la web de echo :). Kleresca me fue muy bien para la rosácea papulopustulosa, sí lo recomiendo. Por supuesto, bajo supervisión de un dermatólogo si lo ves adecuado para ti. Me lo realicé en IDermic, en Terrassa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laia Brisa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.