adaptogenos-rosacea
Sin categoría

Los adaptógenos y porqué son buenos para nuestra salud (y piel)

Las hierbas adaptógenas se usan para mejorar nuestro estado físico y emocional desde hace milenios, aunque su popularidad en Occidente ha llegado sobretodo ahora. Los adaptógenos mejoran nuestra salud- y en consecuencia- nuestra piel.

Escuché hablar de adaptógenos, sobretodo la ashwaganda, hace unos 5 años cuando estuve unos meses en Miami. Allí, a parte de trabajar, estaba terminando mi trabajo final para el máster. Quería aprovechar el tiempo ya que estaba en un país diferente al mío y viajé bastante por la zona. Fue una época muy bonita pero a la par con mucho estrés porque tenía mil cosas en la cabeza. Fue entonces cuando decidí probar los adaptógenos. Los encontraba en muchísimos sitios. Supermercados, tiendas de ropa (me encanta el concepto que tienen allí de vender ropa y velas y libros en un mismo lugar. Y es que además, había muchos marcas de suplementación en mis tiendas favoritas). Pregunté y busqué antes de comprar (por supuesto) y me decidí con un mix de varias hierbas adaptógenas que supuestamente iban muy bien para aliviar el estrés. Y voilá. Me encantó. Tanto, que volví con 3 botes a Barcelona.

¿Qué son los adaptógenos?

Pero os cuento un poco qué son exactamente. Los adaptógenos son sustancias que podrían mejorar la resistencia del cuerpo a ciertas situaciones de estrés físico y emocional. Básicamente, ayudan a que nuestro organismo se adapte mejor a los distintos factores o situaciones a los que nos exponemos todos los días y pueden alterar nuestra salud. Nos dan energía cuando estamos agotados.

Nos ayudan a relajarnos y a reequilibrar nuestro cuerpo, facilitando nuestra capacidad para soportar el estrés al adaptar nuestra respuesta corporal al mismo y aumentar nuestra vitalidad física general. De aquí su etimología de adaptógenos.

Llevan usándose miles de años, desde la antigua India y China. Allí son muy populares.

Los distintos adaptógenos hacen más o menos lo mismo: ayudan al cuerpo con el estrés, le dan energía. Pero además, cada adaptógeno tiene después sus características únicas, que hacen que destaque y lo hacen interesante para algo en concreto.

Algunas opciones pueden ser la ashwaganda, la cúrcuma, tulsi, ginseng, jengibre, reishi, schisandra… La ashwaganda se reconoce como un potente adaptógeno frente la ansiedad y la depresión. El reishi es increíble para el sistema inmune. La cúrcuma es un potente antiinflamatorio, de aquí que me guste tanto porque el efecto antiinflamatorio para nuestra piel es maravilloso. Puedes leer más acerca de alimentación antiinflamatoria aquí.

Sobretodo, es importante ir poco a poco y si tienes dudas o tomas algún tipo de medicación, pregunta a un médico. Recordemos que aunque sea natural, no es inocuo. Y, aunque muchas plantas son principios activos de medicamentos, bien es cierto que todavía falta cierta regulación para establecer el máximo recomendado diario y demás. Bien es cierto que tienen pocos efectos secundarios si se administran mal, no está de más entender/leer/ que te guíen un poco acerca del tema.

¿Cómo se toman los adaptógenos?

En infusiones, en la comida (mayoritariamente, las hierbas adaptógenas vienen presentadas en polvo, también en cápsulas). Aunque también en formato líquido como los tónicos, incluso cada vez más hay más productos de belleza con ellos entre sus ingredientes activos. En formato tópico se está demostrando que son también muy buenas opciones.

No tengo dudas de que serán una tendencia a tener muy en cuenta tanto en el mundo wellness como en el de la belleza. En el caso de la rosácea, además, nuestra afección presenta mucha inflamación a nivel general. Uno de los atributos de los adaptógenos es que tratan la inflamación a nivel sistémico. He hablado ya muchas veces de la relación intestino-piel y aquí, de nuevo, se refuerza está idea. Cuidando nuestro interior, nuestra rosácea mejorará mucho. Y si ya también sabemos qué usar en el exterior, es el combo perfecto.

Mis hierbas adaptógenas favoritas son sin duda la Ashwaganda y la Cúrcuma.

Si quieres profundizar al respecto, te cuento algunas fuentes de información que pueden ser de ayuda. La web y blog de Adriana Ayales, creadora de Anima Mundi Herbals es increíble. La web es en inglés (es la marca de productos que conocí en mi viaje a Miami) pero prácticamente todo lo que sé de estas hierbas poderosas proviene de ella. También el blog de La Marca Well es una buena opción. Me gusta mucho el punto de vista de bienestar, belleza y demás que tienen.

A parte, hay algunos libros que a mi también me han ayudado. Uno es el de Superhierbas. Otro interesante es el de El Arte de curar con hierbas o Adaptógenos. Incluso el de tónicos de Adriana Ayales me parece una buena opción. Estos últimos aún están en mi Wishlist.

Espero que os haya gustado este tema, sin duda a mí me apasiona. ¡Un beso!

*algunos links son afiliados. De esta manera, me ayudas a cubrir parte de mi web y trabajo. Gracias siempre por usarlos 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Laia Brisa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.