chica con rosácea en la piel del rostro
La Rosácea,  Tratamientos

Tratamientos para la Rósacea

La Rósacea es una enfermedad crónica de la piel, por lo que no tiene cura. Afortunadamente, en la actualidad contamos con miles de tratamientos para lo rosácea disponibles para tratarla y tenerla bajo control.

Una de mis prioridades cuando supe y acepté que tenía Rosácea, era encontrar el tratamiento idóneo para mi piel. Ya había aceptado que siempre tendría que tener un cuidado especial. Y lo que tenía muy claro es que no quería estar pendiente el resto de mi vida del estado de mi piel, no quería que me condicionara más. Estar pendiente de tu aspecto físico constantemente era un problema con el cuál no quería lidiar en mi día a día. Si bien es cierto que no desaparece, mantenerla a raya es posible la mayor parte del tiempo.

Vamos a ver qué opciones de tratamiento hay disponibles cuando hablamos de rosácea: tratamientos médicos – siempre adaptados a la situación y rosácea de cada paciente-, tratamientos en cabina, y cosmética.

Tratamientos médicos Rosácea

Lo más importante cuando se tiene esta afección es visitar a un dermatólogo para encontrar el mejor tratamiento para la rosácea. Sólo los profesionales cualificados nos pueden dar un buen diagnóstico y señalarnos qué tipo de rosácea tenemos, ya que las opciones de tratamiento pueden ser distintas entre ellas.

El dermátologo nos puede ofrecer distintos tratamientos médicos en la rosácea, que pueden ir de antibióticos orales para bajar la inflamación, antibióticos tópicos, hasta isotretinoína -muy utilizado en acné, el famoso Roacután- o cremas faciales con receta médica, que suelen tener activos potentes como: ácido azelaico, metronidazol, ivermectina tópica, entre otros.

Algunos antibióticos, como la doxiciclina se usan para tratar brotes. Pero es el médico en cuestión quién puede recetarlo. Depende de cada caso se usara durante menos o más tiempo. También se utilizan toallitas con antibiótico. El antibiótico se usa sobretodo para mantener a raya la inflamación cuando hay brotes. Sirve para casos tipo 1 y 2. Y cada vez se receta más el uso de la ivermectina oral. En este caso, para acabar con el ácaro demodex.

La recomendación de mi dermatólogo ha sido siempre ceñirme a una buena rutina cosmética adaptada a la Rosácea. Y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo. El cambio que puede experimentar una persona con una rutina cosmética adaptada a sus necesidades puede ser muy grande.

Dentro de los tratamientos médicos disponibles cabe destacar los que son tratamientos estéticos, pero que siempre deben ser realizados por los mismos dermátologos o bajo supervisión médica. Éstos son el Kleresca, un tratamiento que yo misma me he realizado con bastante éxito, y también distintos tipos de láser, cómo el IPL. Son tratamientos bastante costosos y sus resultados duran aproximadamente un año.

IPL – Luz Intensa Pulsada: El IPL funciona muy bien en casos de flushing, lesiones telangiectásicas, entre otras. Es un dispositivo que se puede modular a cada paciente, así que el tratamiento es completamente personalizado. Normalmente se hacen entre 1 y 3 sesiones, con resultados bastante duraderos. Presenta buenos resultados. Se trata de un tratamiento costoso y requiere de ciertos cuidados básicos antes y después de su realización. Por ejemplo, no es recomendable hacerlo en verano. Así que en caso de estar interesado o interesada en este tratamiento, mi recomendación es hablar con un dermatólogo.

Kleresca: También llamada terapia biofotónica. Se trata de un tratamiento muy nuevo que trabaja con luz fluroescente y el contacto de una crema. Des de mi punto de vista es uno de los mejores tratamientos para la Rosácea actualmente ya que no tiene efectos adversos significativos. Este tratamiento me lo realicé el pasado, en otoño y aunque no vi los resultados al momento, sí que es cierto que mi piel ha mostrado una gran mejoría. Puedes ver mi opinión en un artículo que escribí sobre el Kleresca.

Tratamientos en Cabina

Hay expertos y dermatólogos que desaconsejan realizarse tratamientos como limpiezas en centros de estética especializados. Por otra parte, hay también muchos médicos a su favor.

Hacerme limpiezas en centros siempre me ha dado mucho respeto por el miedo a que algún producto me dé una reacción y me salga un brote. Con el tiempo he aprendido que si se encuentra un sitio de confianza, es tan sencillo como explicar el problema con el equipo para que entiendan nuestra situación al respecto. Si son buenos profesionales seguramente una buena limpieza nos puede ayudar mucho. De todas formas, es cierto que no hace muchísimo tiempo que no lo hago porque tengo miedo de como me puede quedar la piel. Pero si estáis en buenas manos, no debe haber ningún problema.

Cosmética para Rosácea

Utilizar cosmética adecuada para el tipo de Rosácea de cada persona es imprescindible para que ésta esté bajo control. Si bien es cierto que hay personas que necesitan siempre un tratamiento médico a parte, utilizar cosmética adecuada y cremas para rosácea puede marcar un antes y un después en el rostro. Cremas de líneas para rosácea o rojeces son muy beneficiosas. También es muy importante saber qué ingredientes pueden ser más beneficiosos para nuestra piel. Saber identificar esos ingredientes que pueden calmar nuestra rosácea y esos que nos pueden enfadar la rosácea es clave.

Puedes echarle un vistazo a mi rutina cosmética para coger ideas.

Y no quería terminar el artículo sin comentar la importancia de los factores desencadenantes en el caso de la Rosácea. Se ha demostrado que el sol, la comida picante o el alcohol, pueden ser factores desencadenantes de brotes. Identificar nuestros factores desencadenantes es muy importante para mantener la Rosácea a raya.

Y para terminar me gustaría saber qué tratamientos os ha recomendado vuestro o vuestra dermatológo/a y cuál ha sido el mayor cambio que habéis experimentado. ¿Habéis probado algún láser?

En mis épocas de brotes me han recetado antibióticos orales con muy buen resultado, aunque sigo buscando soluciones alternativas para no tener que recurrir a la medicación.

2 Comments

  • Ana

    Hola! Llevo más de dos años con problemas de granos y espinillas cuando jamás había tenido problema de acné. Este mismo año me dijeron que era rosácea papulo-pustulosa. Pensé que se domaría con las cremas que me mandaron y nada. Después fueron meses de antibióticos y tampoco, a las dos semanas vuelven a aparecer.
    He visto tu blog y creo que no he valorado bien la importancia de la cosmética para tratar de controlarlo un poco. Creo que estoy en un brote constante porque quizás no me he parado a pensar en la importancia de tener una rutina estricta, usar maquillaje con protección solar … Quería pedirte opinión sobre cómo atajar el problema de las espinillitas o cómo consigues frenarlo/moderarlo y si consigues librarte de ellas, al menos por un tiempo. Gracias por compartir tu experiencia!

    • Laia- Mi Rosácea

      Hola Ana! Al principio es complicado pero te aseguro que lograrás controlarlo. Yo también he estado allí.
      Pues mi recomendación es que tengas una rutina de limpieza muy marcada, que no te la saltes nunca, aunque no te maquilles, para que los activos puedan penetrar la piel mucho más.

      En la web explico varias cosas que pueden ir bien para calmar la piel y «descongestionarla». Mis tips básicos son buena limpieza (doble por la noche), crema solar cada día, Matricium es una muy buena opción para calmar la piel, y agua termal también.

      Puedes tardar cierto tiempo para encontrar los productos que más se adaptan a ti pero los encontrarás.
      A parte de esto, por supuesto seguir con el tratamiento de tu derma en caso que estés con ello e intentar controlar los otros factores desencadenantes como estrés, alimentación, etc.

      Espero que te sirva. Un abrazo! Laia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Laia Brisa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.