rosacea-faqs
Información,  La Rosácea

Rosácea FAQs: qué debes saber si convives con esta afección

La rosácea puede ser difícil de controlar en un principio. Hay mil dudas y cuestiones que el/la dermatólog@ no puedo explicarte. Muchas veces, salimos de la consulta aún peor de cómo entramos. Siempre lo digo, la rosácea no viene con manuales de instrucciones. Pero ojalá. Por eso hoy os traigo un artículo con Rosácea FAQs.

Y aquí es donde entro yo para desgranar algunas cuestiones importantes y para recordarte que con tiempo y paciencia, volverás a tener una piel sana 🙂 He creado el rosácea FAQs para que puedas volver a él siempre que quieras.

Vamos allá con algunas preguntas a tener en cuenta.

¿Dónde acudir si tenemos sospecha de poder padecerlo o cuando tenemos un brote?

Esto es muy importante. El único profesional que puede diagnosticar la rosácea es un@ dermatólog@. La rosácea puede confundirse con otras afecciones, por lo que un diagnóstico preciso e indiviudalizado es clave.

¿Cómo cuidarla?

El tiempo me ha enseñado que no existe una fórmula mágica. Ni medicamentos mágicos. Cada piel es distinta y cada rosácea también. Lo más importante es entenderla. Tener una rutina cosmética sencilla y efectiva, que sume. Entender que la rosácea está aquí y darle la mano. Atender a medicación si es necesario. Trabajar en nuestra alimentación y cuidar nuestra salud mental. Puedes ver mis básicos aquí. Y la importancia de la protección solar.

¿Qué productos usar?

Lo básico:Un buen limpiador, si os animáis con la doble limpieza estupendo. Una hidratante con activos calmantes e hidratantes. Crema solar cada día, 365 días del año.

Cuando conozcas mejor tu rosácea, ya puedes jugar con más productos 🙂

¿Qué factores empeoran la rosácea?

A cada persona le afectan de distinta manera, pero hay ciertos factores que, en general, pueden propiciar un brote o despertar la rosácea: cosméticos inadecuados, estrés, alimentación, viento, calor, medicamentos, el sol, emociones, ejercicio físico… Te cuento más sobre los desencadenantes aquí.

¿Cuál es la mejor crema hidratante?

Pregunta típica. Y desgraciadamente no hay una sola respuesta correcta. Depende del tipo de piel. Depende de tu presupuesto. Depende si buscas calmar, si estás en pleno brote, si quieres añadir hacer muchos pasos, si quieres simplificar…Por eso puede ser que una crema que nos ha ido siempre bien ya nos la notemos distinta.

Porque las necesidades de la piel cambian, y si ya hay rosácea de por medio, pues más aun.

La mejor crema hidratante para ti será aquella que se adapte a tu piel, a tu bolsillo, que te guste usar y que no sea una carga, que los ingredientes y demás te parezcan bien y que cuide de tu rosácea y ayude a sanar tu piel.

Tenéis mis reviews de cremas hidratantes a lo largo de mi perfil y web, en el apartado guías los encontraréis todos juntos.

Personalmente, cuánto menos ingredientes mejor. Es importante que no lleven alcohol, y para las rosáceas a las que les afectan los perfumes, que sea sin perfume.

Mis activos favoritos en una crema hidratante: ceramidas, ácidos, grasos, activos calmantes (centella asiático, extractos de plantas…).

Puedes ver mis recomendaciones en este artículo de cremas hidratantes.

¿Hay alimentos desaconsejables en una piel con rosácea?

Una alimentación antiinflamatoria es sin duda la mejor dieta. Para la rosácea (ya que es una afección inflamatoria), y para nuestra salud en general.

Al principio yo misma me leía la lista de ingredientes «prohibidos» para la rosácea. La realidad es distinta, y es que puede que algunos alimentos te despierten más o menos tu rosácea. Suelen ser distintos en cada persona. Volvemos al prueba-error.

Aún así, estos suelen ser los más mencionados: alcohol (vino, cerveza), picantes, café o bebidas calientes, chocolate…

Al final, tú decides si quieres prohibirte alimentos o ser consciente de qué pasará si los tomas con moderación. Sin duda me quedo con la segunda opción. Lo más importante es identificar si realmente algún alimento te va mal para el rostro.

¿Las emociones tienen algún papel en todo esto?

Desde mi punto de vista somos un todo y las emociones seamos o no consciente, siempre nos acompañan en todos los procesos. En la rosácea, las emociones son otro factor a tener en cuenta porque en determinadas personas puede ocasionar brotes. De nuevo, te invito a que descifres si ése es tu caso.

Pero las emociones son también una arma de doble filo en la rosácea. Y es que las personas que sufren de rosácea, a causa de la afección, ven mermada su autoestima (cómo siempre, no es así en todos los casos, pero es bastante generalizado).

Es por eso que puede ser un pez que se muerde la cola. Un nuevo brote hace salir a la superfície emociones de estrés, de inseguridad y demás. A su vez, muchas veces no hablamos de ellas porque hay cosas peores y no expresamos nuestras emociones, siendo al final malo para nuestra salud mental y bienestar.

Para saber más

Desde mi punto de vista, la clave para tratar y tener bajo control la rosácea es entenderla. Esto se hace con conocimiento. Se gana andando y buscando info.  Empodérate a la hora de buscar información y replantéate las cosas. Visita al dermatólogo. Explica a tu entorno lo que te preocupa.

Los libros han sido en mi experiencia una pieza clave para entender qué ingredientes usar, cómo funciona la piel, el poder de la nutrición…

Siempre lo digo, pero al final el conocimiento te convierte en alguien informado, y en consecuencia, tomarás mejores decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Laia Brisa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.